Parecía una primavera de cristal...frágil, quebradiza, al filo de un rayo de sol perseguido por nubes malhumoradas prestas al llanto, mangoneadas por un invierno resentido reacio a partir...
Marinel.

lunes, 24 de abril de 2017

A pesar de transitorio...


Cuando vienes desaliento a desvestirme 
con tus manos de gárgola de piedra,
siento mi piel endurecida, certeramente gélida.
Abres una oquedad en la alegría, enturbias 
el fogaje que me mora restándole calor.
Pesadumbre inaudita que impeles
al agua de mis ojos haciéndola saltar
como una ola tras las pestañas que tiritan
mientras todos mis poros erosionan cual géiseres
convirtiéndose en erizos espasmódicos.
Instante trágico a pesar de transitorio...
¿Qué hacer para evitar tus manos de sastre
detestable clavando sus punzadas?
Nada.
El plasma de mi cuerpo pugnará
por irrigar, seguir viajando por las venas
y llegar al pálpito vital, bastión inquebrantable
de mi vida, regente sin igual con armas
esenciales con las que ahuyentará
el pétreo costureo del pesar.

Fotografía de Francesca Woodman

viernes, 21 de abril de 2017

Mmmmmm


Observo el detalle de tu humear incitando al beso
y noto en descenso de la comisura una levedad 
acuática y libre que desesperada busca
 la manera de poder besar la lisura ardiente
de tu recipiente...y beber, beberte todo sin dejar
caer ni una sola gota, ¡pobre de mi si te dejo enfriar!
Se le perdería un adarme mágico a mi despertar.
Me llamas siseante y voy en revuelo.
Tu calor arriba a mi orilla ansiosa,
me besas la boca, llegas a la gruta,
tomas el descenso y en tu descender
vas besuqueando, avivas el sueño
que se despereza al fin despertando 
tras el ritual.

Resultado de imagen de gifs animados de mujer y café

miércoles, 19 de abril de 2017

Apasionante


Es apasionante, casi delirante ver
 desenredarse las cavilaciones y verlas migrar.
Enmarañan bajo los cabellos
todas mis neuronas, alguna en despiste.
Las une, las ala, incita sus ganas 
de hacerse neuritas para emisionar.
Yo las siento globos que ondearon bajo por el corazón.
Las creo nadar en la linfa mía mudándose el gris
a rojo, rojo neuronal. Es un color nuevo, digo sin resuello,
mientras pienso y pienso cómo madurar esa
 algarabía en lucha vivaz por salir de mi.
¡Oh color vehemente enredado
 siempre al vocablo amar!
Pícaras neuronas, travieso pensar...
¿Mudasteis el gris para seducir un latido ajeno?
Venís enredando, casi delirando, 
siempre deseando viajar y viajar.



Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"